• Un buque con mucho corazón

    From Marcos Pastor@2:343/107 to All on Sun Mar 8 12:44:32 2015



    Aquí os mando un par de artículos sobre mi lugar de trabajo actual (hasta finales de mes :)):

    -+- http://www.elmundo.es/grafico/ciencia/2015/03/08/54fb245122601d860d8b456c.html

    http://www.elmundo.es/ciencia/2015/03/08/54fb4485e2704eb7548b4575.html

    Un buque con mucho corazón

    08/03/2015

    Al regresar desde Canadá a España a finales de 1987, me asignaron a una comisión que diseñaba los sistemas informáticos de un nuevo buque de investigación. España construía el Buque de Investigación Oceanográfica Hespérides para desarrollar un programa de investigación en la Antártida, requisito para la admisión de nuestro país como parte consultiva (con derecho a
    voto) en el tratado antártico. Las distintas comisiones las coordinaba Andrés Maldonado, entonces director del Instituto de Ciencias del Mar de Barcelona (CSIC), con José Ignacio Díaz, también del CSIC, como brazo ejecutor y quien habría de jugar, y sigue jugando, un papel destacadísimo en el desarrollo y operación de buques y sistemas oceanográficos, siempre con el apoyo de Mario Manríquez, técnico del CSIC.

    Poco después conocí a Antonio Ballester, oceanógrafo químico del CSIC, el científico visionario que había luchado 23 años para hacer realidad su sueño de
    que España participase en la investigación antártica. Antonio Ballester es uno de esos personajes visionarios y soñadores con la capacidad de tornar lo imposible en posible que de vez en cuando pare la vena quijotesca de nuestro país. Pocos meses después el Dr. Ballester sufría un derrame cerebral que afectó notablemente su capacidad para la investigación. Cuando le vi por última
    vez, un año después, casi incapaz de hablar, sus ojos seguían marcando el rumbo
    de los sueños, el de la investigación polar que él abrió para nuestro país.

    En 1995, cinco años después de que hubiese sido votado, embarqué por primera vez en el Hespérides. Zarpábamos desde Punta Arenas (Chile) para remontar el Océano Atlántico examinando cambios latitudinales en la producción del plancton
    marino en una campaña dirigida por Susana Agustí, quizás la investigadora que más campañas ha dirigido a bordo del buque.

    Aunque llevaba ya una década dedicado a la investigación, era mi primer contacto con la oceanografía de altura. Fue una experiencia estupenda, tanto en
    lo personal como en cuanto a los resultados científicos obtenidos. Al igual que
    toda una generación de investigadores españoles, el acceso al buque Hespérides me había ofrecido la oportunidad de jugar en primera división de oceanografía. Como si al equipo de mi pueblo, Establiments en Mallorca, le ofreciesen la oportunidad de jugar contra el Barça en el Camp Nou.

    ¡Y bien que aprovechamos esa oportunidad! Gracias en buena medida al Hespérides, España iniciaba el siglo XXI como una potencia en investigación oceanográfica.

    Desde entonces, el buque Hespérides ha sido mi segundo (o quizás primer) laboratorio y también mi segunda casa. A bordo habré pasado en torno a dos años
    de mi vida, repartidos entre campañas desde una semana hasta siete meses de duración. Mientras encuentro a mis compañeros de profesión en congresos y reuniones, es en esta casa roja y blanca donde me encuentro de forma recurrente
    con los marineros, suboficiales y oficiales de la Armada que han servido a bordo y entre quienes cuento con muchísimos amigos, y amigas, muy queridos y a quienes he visto ascender en sus carreras, como ellos me han visto progresar en
    la mía.

    A bordo del Hespérides he contribuido, como un eslabón más de esa cadena de transmisión alimentada por sueños que es la ciencia, a seguir haciendo realidad
    los sueños de Antonio Ballester, quien declaraba en 1988 al regresar tras abrir
    con éxito la base antártica española Juan Carlos I, apenas un mes antes de sufrir su derrame cerebral: «Pero hay que consolidar la base y ampliarla, llevar la imaginación española a la Antártida y... crear un comité español antártico y polar, por si alguna vez se nos ocurre ir al Polo Norte».

    Pues bien, se me ocurrió ir al ártico y en 2007 dirigí la primera expedición científica española al Océano ártico. También a bordo del Hespérides desarrollé, con cientos de compañeros, mi sueño de circunnavegar el océano para
    evaluar su estado y explorar su biodiversidad: la Expedición Malaspina 2010.

    Veinticinco años después, el buque Hespérides no es ya el más grande ni el más moderno de la flota oceanográfica mundial, pero es, sin duda, el más operativo.
    El único capaz de convertir sueños en realidad. Su secreto: es un buque con mucho corazón; el que le da el coraje y orgullo de su dotación de la Armada Española.
    -+-



    Marcos Pastor Calvet

    --- BBBS/Li6 v4.10 Dada-1
    * Origin: Eye Of The Beholder BBS - The Fidonet's Corsair (2:343/107)
  • From Enric Lleal Serra@2:343/107.1 to Marcos Pastor on Sat Apr 4 12:48:18 2015
    ­Hola Marcos!

    El Domingo 08 Marzo 2015 a las 12:44, Marcos Pastor escribió a All:

    Aquí os mando un par de artículos sobre mi lugar de trabajo actual
    (hasta finales de mes :)):

    :-)


    http://www.elmundo.es/ciencia/2015/03/08/54fb4485e2704eb7548b4575.html
    Un buque con mucho corazón

    Ese artículo me ha hecho pensar en el "Calypso", de Cousteau, cuyos restos languidecían mortalmente en unos astilleros franceses (por motivos de deudas económicas)... hasta que una de las fundaciones de Alberto de Mónaco ha anunciado que lo comprará para poderlo reconstruir, reflotarlo, y devolverlo a la actividad para la que fue creado.


    -
    A reveure!!
    Enric
    __________________________________________________________________
    FidoNet: 2:343/107.1 | beholderbbs.org | fidonet.cat | .es | .ws
    InterNet: kishpa(at)kishpa(dot)com | kishpa.com | GPG#0xDCCB8CFC

    ... El amor puede ser un pasatiempo y una tragedia. (Isadora Duncan)
    --- crashmail + golded + binkd
    * Origin: Black flag & crossed bones : Eye Of The Beholder BBS! (2:343/107.1)