• Entrevista a "las 4 personas mas poderosas de la musica en Espanya"

    From Enric Lleal Serra@2:343/107.1 to All on Fri Mar 4 14:07:42 2011
    ­Hola All!


    Interesantísimo. 4 personas, 4 opiniones, 4 enfoques... A ver qué os parece.


    Así las define Rolling Stone, que publica un artículo con entrevistas a Jaume Baró (40 Principales), Santi Carrillo (Rockdelux), Gay Mercader (Live Nation) y
    Xavier Arretxe (mánager de Fito y Fitipaldis). Los cuatro catalanes, por cierto.

    http://www.rollingstone.es/specials/view/hablan-las-cuatro-personas-mas-poderos
    as-de-la-musica-en-espana

    Hablan las cuatro personas más poderosas de la música en España

    Uno decide qué canciones escuchan cuatro millones a diario, otro
    es el empresario de conciertos más poderoso, está el mánager de
    rock nacional más grande y también quien dirige los gustos del
    'indie'. Estos hombres influyentes hablan de los entresijos de su
    trabajo, de sus necesidades y del futuro. Y se lanzan pullas.

    Por Ivar Muñoz-Rojas

    Aquí se encuentran cuatro rostros poderosos en el negocio de la
    música nacional.

    "El pop español es casposo", resalta el director de 40
    Principales. "La música aquí es para una elite seleccionada",
    argumenta el responsable de Rockdelux. "Cada vez hay menos dinero
    negro en esto", revela el mánager de Fito y Fitipaldis. Y el
    codirector español de Live Nation, la mayor empresa de eventos
    en directo del mundo, remata: "Son tiempos duros". Hablamos
    con cuatro empresarios poderosos en la industria de la música
    española sobre la crisis de la industria discográfica, sobre por
    qué los conciertos son caros o del poder de la radiofórmula, para
    bien o para mal (según se mire). Se trata de obtener una visión
    de conjunto y con contrastes. A continuación, los cuatro tipos
    más poderosos de la música en España.


    - JAUME BARÓ, DIRECTOR DE 40 PRINCIPALES: LA EMISORA MUSICAL CON MÁS
    AUDIENCIA
    "El pop español es antiguo y casposo"

    Baró, junto a su viejo transistor.

    En una habitación de unos 15 metros cuadrados, sobria, con colores
    blancos y grises, y desde la que se ve la Gran Vía madrileña
    desde una séptima planta, se decide qué música van a escuchar,
    a diario, cuatro millones de españoles. Es el despacho del
    director de 40 Principales, la emisora líder en la radiofórmula
    en España, que en sus casi 45 años de vida ha influido de forma
    directa en cuál es la música mayoritaria en este país. Él es
    Jaume Baró (Barcelona, 47).

    De primeras, Jaume es parco en palabras. Se expresa sin florituras
    y busca con la mirada la comprensión del interlocutor. Mantiene
    un discurso estructurado y preparado: "A mí lo que me interesa
    es que me oiga el dependiente del Zara, el tío del taller... ",
    expresa, de forma firme. Palabras como 'producto', 'perfil'
    o 'modelo' son recurrentes cuando expone su rol y su negocio
    musical, explicado con pragmatismo. En la programación de 40
    Principales no hay cabos sueltos. Por ejemplo: el hip hop o el
    heavy no se pinchan porque son estilos polarizados. "Esto es:
    gustan mucho a unos, repelen a otros", remata Baró. Tampoco
    para estrellas adolescentes, de Disney (es difícil escuchar a
    Justin Bieber o a Miley Cyrus en su programación): no atraen a la
    edad media del público a llegar, 29 años. ¿Cuál es entonces el
    terreno fértil? "Nosotros trabajamos el pop, no por capricho de
    nadie, sino porque es el estilo con mayor potencial, en cuanto a
    seguidores", espeta el director.

    El objetivo principal de la emisora 40 es claro: llegar a un
    público masivo y de una franja de edad joven determinada, entre
    los 25 y los 35 años, aquella con más recursos, y posibilidades,
    para gastar sus euros. Para ello, su máxima es dar al oyente lo
    que quiere escuchar. ¿Quiere esto decir que 40 Principales es la
    cadena en la que el público encuentra lo que quiere escuchar? Para
    Baró la respuesta es contundente: "Sí". La encuentra en sus
    11 años de experiencia en su puesto, en las encuestas que hacen
    para conocer los gustos de la audiencia o en la expansión de esta
    marca, que también encabeza una revista, una televisión y un
    portal de internet, un musical y, próximamente, una cafetería.

    Baró relaja el discurso al charlar sobre su carrera de piano, que
    se sacó en paralelo a su Licenciatura en Periodismo (durante años
    se curtió tocando en orquestas) y al confesar lo que disfruta
    escuchando a Supertramp mientras desayuna los fines de semana. Y
    es entonces cuando hace revelaciones sorprendentes: Lady Gaga no
    le gusta y piensa que el pop español actual es, en sus palabras,
    "antiguo y casposo".

    - ¿Ha afectado la crisis a 40 Principales?

    Afecta en que es más complicado llegar a acuerdos con las
    compañías discográficas para que, por ejemplo, cuando
    organizamos nuestros Premios Principales nos ayuden a costear al
    artista. El avión, las dietas... Antes, éstas se hacían cargo de
    esos gastos, pero ya no. Ahora la radio programa con mucha más
    libertad que antes.

    - ¿No tienen peso las discográficas en la programación de la
    cadena?

    Las inversiones de las compañías son cero, por lo tanto no
    tienen peso. Nosotros, ¿de qué nos ganamos la vida? ¿De qué
    comemos? De que venga aquí Repsol, El Corte Inglés o Cola Cao,
    y haga sus grandes inversiones. ¿Por qué las hace? Porque
    tenemos un montón de oyentes, con unos perfiles cojonudos. ¿Por
    qué tenemos éstos? Porque programamos en función de lo que
    quieren. ¿Por qué podemos programar en función de lo que
    quieren? Porque no nos mediatiza la industria discográfica. ¿Por
    qué no nos mediatiza ésta? Porque no tiene un pavo.

    - ¿Cómo ves el estado de la música en España?

    El pop español no ha evolucionado, está antiguo, casposo. Se ha
    quedado en el sonido de hace 15 años. Estamos todavía rasgando
    las guitarras, cuando fuera hay programadores trabajando con
    sonidos electrónicos. Los productores siguen siendo los de hace 25
    años. Gente de 40, 50 años aquí está produciendo a chavales de
    18. No tiene sentido.

    - ¿Dónde está el futuro, entonces?

    Hay que introducir el mundo de la electrónica en el pop español,
    incorporar un nuevo grupo de productores, meter la informática
    en el pop... Y todo eso no se hace. Se sigue trabajando con los
    cazatalentos de siempre, con los mismos equipos de toda la vida.

    - 40 Principales es una marca que también despierta antipatía...

    Como todo lo que es líder.

    - Para este mismo reportaje, el director de la revista
    'Rockdelux' dice que 40 Principales ha hecho daño a la música
    en España. ¿Qué responde su director ante esta afirmación?

    Mi trabajo no es conseguir que Deluxe se convierta en masivo. A mí
    lo que me interesa es que me escuchen los que están en la calle,
    para luego ir con mi saco de oyentes a Peugeot, para que compren mi
    producto. Me da igual: ellos ['Rockdelux'] no van a salvar el
    mundo ni van a cambiar la música en este país, no lo han hecho
    nunca con su grandes críticas y plumas. ¿Qué tendrá que ver 40
    con que haya un grupo Mr. X que haga unas canciones que son una
    mierda? Si son una mierda, pues son una mierda. Y si no le gusta a
    la gente, pues no le gusta a la gente. Y yo puedo estar poniendo
    una canción cinco veces al día que si es una mierda no funciona.

    - ¿Eso ha sucedido?

    Claro. Antes no tenías información y podías estar convencido
    de que una canción era la hostia, pero ni te enterabas de que en
    la calle no estaba funcionando porque estabas en tu mundo. Ahora
    eso no sucede, debido a nuestras encuestas. ¿Por qué tenemos
    un millón y medio oyentes más que hace un año? Porque estamos
    tocando la música que la gente quiere oír.


    - SANTI CARRILLO, DIRECTOR DE LA REVISTA 'ROCKDELUX': LA PUBLICACIÓN
    MÁS INFLUYENTE DEL 'INDIE'
    "La música en España es para un élite seleccionada"

    Carrillo, firme y con neones a la espalda.

    Santi Carrillo (Barcelona, 46 años) lo tiene claro: "Nosotros
    difundimos buena música. Lo digo sin ningún tipo de falsa
    modestia". Con nosotros se refiere a Rockdelux, la revista de
    música que dirige. Esta cabecera mensual, con una tirada de
    50.000 ejemplares (dato proporcionado por el propio Carrillo),
    ha capitaneado los gustos de un público, el indie, cada vez
    más masivo en España. Sólo hay que ver el éxito del festival
    barcelonés Primavera Sound, estrechamente ligado a Rockdelux.

    "Nuestro radio de acción va más allá de nuestro tamaño",
    cuenta el director. Tiene argumentos: esta publicación catapultó
    a bandas consagradas en sus primeros días (Los Planetas quedaron
    segundos en su concurso de maquetas, en sus lejanos inicios en los
    90), su estilo de redacción (poético y con aires intelectuales),
    ha impregnado el periodismo musical en España: lo que sale en sus
    páginas es referencia para otras publicaciones de música. "Lo
    que dice Rockdelux importa", concluye Carrillo.

    Carrillo no es un entrevistado fácil: si desconoces detalles de
    reportajes publicados en su revista se asombra, y no es amigo de
    explicaciones amplias. A cambio, no se corta en ser tajante. Es
    serio, como los contenidos de su publicación. "No soy de los que
    piensan que los críticos seamos músicos frustrados", responde,
    ante la pregunta de si ha tocado en alguna banda. "¿Nuestro
    gran valor? Que somos independientes: sólo dependemos de
    nuestro trabajo, no pertenecemos a un gran grupo", dice,
    desmarcándose de cualquier estrategia empresarial que pueda diluir
    la credibilidad de su trabajo. "Tenemos amigos y enemigos, pero
    contamos con el respeto de ambos", dice, a modo de declaración
    de intenciones.

    Rockdelux nació en 1984 como una reencarnación de Rock
    Espezial, publicación musical de referencia en España aquellos
    años. Entonces, Santi llevaba casi un lustro escribiendo sobre
    música. Cuando aquella década llegaba a su fin, este amante de
    Alaska y los Pegamoides, Bruce Springsteen o los Clash se hizo
    con la dirección de la revista. En ese momento, un circuito
    minoritario de músicos ponía semillas para lo que a principios
    de la siguiente década coagularía en el incipiente indie
    patrio. Rockdelux encontró en éste su nicho. Aunque Santi se
    desmarca de fórmulas: "Hemos hecho testimonio de muchas cosas
    que empezaban: la electrónica, el nuevo flamenco...". Para
    ello, su gran baza es, explica, su capacidad para filtrar
    información. "Contamos con una buena plantilla de colaboradores,
    que seleccionan entre lo abundante de la música ahora", cuenta.

    El director de Rockdelux habla de cuál es el futuro de los
    grupos, de cómo la música de calidad es de las élites en este
    país, y de qué mata los gustos musicales de la mayoría: los 40
    Principales.

    - ¿Cómo ves el estado de la música en España?

    Aquí la música es de una élite seleccionada. España es más
    para la fiesta, para lo popular, no tanto para disfrutar de las
    cosas menos directas. No es un país musical, como Francia,
    Inglaterra o EE UU, en los que el pop es una forma de vida. Aquí
    simplemente es un complemento.

    - ¿Por qué crees sucede esto?

    La tradición musical aquí es nefasta. Y no hay apenas medios
    con una criterio seleccionado. Está Radio 3, que es una
    excepción, y de ahí tienes que irte a canales autonómicos. Creo
    que 40 Principales ha tenido una influencia nefasta en la
    música aquí. Ponlo, por favor. Además ha tenido un efecto
    multiplicador: porque su modelo de radiofórmula se ha esparcido a
    otros medios.

    - Hay quien tacha a Rockdelux de esnob. ¿Qué respondes ante esta
    valoración?

    No somos esnobs. En nuestras listas con lo mejor del año
    hemos sacado a Spiritualized, Manu Chao, Public Enemy, Animal
    Collective, Flaming Lips... Estos nombres no son nada esnob y
    están consolidados.

    - Pero hay quien dice que apoyáis a grupos minoritarios y cuando se
    hacen un poco más masivos les dais la espalda.

    No es cierto que las cosas de éxito no nos gustan. Lo que sucede
    es que muchos abaratan sus propuestas para llegar a un público
    más populista. ¿Un ejemplo? R.E.M.

    - ¿Crees que 'Rockdelux' ha tenido capacidad para ensalzar grupos o
    tendencias?

    Sí, creo que hemos ayudado. Para Los Planetas hemos sido una
    especie de padres. De hecho, hay una canción suya, Segundo premio,
    que yo creo va sobre el concurso de maquetas en el que quedaron
    finalistas. También hemos hablado de muchos cuando nadie lo
    hacía, como Sr. Chinarro, Nacho Vegas, Christina Rosenvinge...

    - ¿Y tenéis poder para que un grupo pequeño no crezca?

    Las cosas pequeñas que no nos gustan las pasamos por alto.

    - ¿Dónde está el futuro de la música en España?

    Tal y como están las cosas, en la autogestión. Los grupos tienen
    que crecerse ante la crisis.

    - GAY MERCADER, CODIRECTOR DE LIVE NATION EN ESPAÑA: LA PROMOTORA DE
    CONCIERTOS MÁS POTENTE
    "Hablo por teléfono 16 horas al día"

    No todos tienen una foto veraniega con Keith Richards, de los Stones.
    Gay sí.

    El empresario más poderoso de la música en vivo en este país
    no usa internet. Y cuando se metió en Google por primera vez
    dio con un montón de páginas con contenido homosexual."Nunca
    había entrado hasta el año pasado y ¿qué es lo primero que
    busqué? Pues, mi nombre. Aparecía entre un montón de páginas
    gays", cuenta Gay Mercader, entre risas. Este catalán, de 61
    años, vive en el campo, en Anglés (Gerona) y no tiene carné de
    conducir. Su trabajo lo lleva a cabo desde el sofá de su casa;
    eso sí, con un consumo de teléfono, asegura, "de 16 horas al
    día".

    Un tipo peculiar. Gay se presenta como un solitario y poco
    amigo de la farándula. Pero tiene amistad íntima con Sting,
    recuerda juergas emblemáticas con Keith Richards y en sus
    ratos libres ha tratado de aprender a tocar la guitarra, con
    instrumentos regalados por Bob Dylan, AC/DC o Neil Young. No con
    mucho éxito: "Soy mal músico, buen promotor", explica. Se
    explaya con disertaciones, no deja cabos sin atar y no suelta el
    timón en la conversación. Disertando sí, pero sin perder el
    control.

    No le faltan motivos para sentirse seguro. Mercader está a la
    cabeza en nuestro país de Live Nation, la mayor promotora de
    conciertos del mundo. Ésta fue la responsable de traer aquí los
    últimos gigantescos y concurridos espectáculos de AC/DC, Lady
    Gaga o Shakira, por ejemplo. Antes de meterse en este oráculo del
    negocio musical internacional, lideró Gamerco, la mayor promotora
    de conciertos aquí, con la que trajo a astros como Eric Clapton,
    Police, Peter Gabriel... Hace cinco años decidió poner fin a su
    empresa por un motivo: había tocado techo. "Meterme en Live
    Nation era la única manera de seguir creciendo", recuerda.

    Aunque el concierto más importante de su vida lo montó hace
    tiempo. Fue en 1976. A los pocos meses de fallecer Franco, se
    enfrentó al estresante reto de traer a los Rolling Stones a
    Barcelona. Estresante porque el negocio en torno al rock no era
    precario, casi no existía ("Esto se ha profesionalizado con
    los años", explica Mercader). Hubo manifestaciones en contra e
    intereses políticos cruzados, pero lo peor fue la pesadilla de
    cualquier organizador de conciertos: a una semana de tener lugar,
    se quedó sin recinto en el que celebrarlo. Consiguió montarlo
    en la plaza de toros Monumental, de Barcelona, y ése fue su
    pasaporte: "Sabía que si ese concierto salía bien ya me quedaba
    con una carta de presentación", explica Mercader.

    Mercader se explaya al hablar sobre la crisis en su sector, de la
    noche que pasó miedo con Iggy Pop en un taxi o del mayor batacazo
    económico que ha sufrido últimamente.

    - ¿Por qué las entradas de muchos conciertos grandes son a menudo
    tan caras?

    Los precios no los dictan las promotoras, sino los artistas. Yo
    puedo proponer uno, pero si quien toca se empeña en que son 50
    euros, ése es el precio. Hay también quien se preocupa de que
    todas las localidades tengan el mismo coste, como AC/DC, en su
    última visita. Todas las entradas estaban a 65 euros.

    - ¿Y cuánto cuesta traer a un grupo histórico, como AC/DC, por ejemplo?

    Los grupos históricos son históricamente caros. Multiplica
    los 65 euros por entrada por 60.000 asistentes, después
    descuenta el coste del escenario, un millón, después costes de
    producción... Es complicado decir un precio exacto pero puedes
    hacerte un cálculo aproximado.

    - En tiempos de crisis, ¿cómo se ha visto afectado tu sector?

    Es mentira que los conciertos se han llevado el dinero que antes se
    gastaba en discos. Han desaparecido los ayuntamientos con su dinero
    y sin éstos es difícil organizar un concierto grande. Tiene que
    intervenir la empresa privada, como pasó con los Stones en Vigo,
    por ejemplo. Son tiempos duros, aunque esto se ha profesionalizado
    mucho. Hemos mantenido el tipo, los que más, probablemente.

    - ¿Cuáles han sido tus mayores éxitos y batacazos profesionales
    recientes?

    Lo primero, Lady Gaga. Es la tía más mediática desde Lady Di. Es
    el mayor fenómeno actual, junto con Shakira. ¿Un batacazo? El
    último concierto de Peter Gabriel en Madrid. Nunca hay garantías.

    - ¿Habrá conciertos de Rolling Stones este año?

    No.

    - Eres amigo de ellos. ¿Cuál crees que es su motivación para seguir?

    Son músicos y tocan porque lo necesitan.

    - ¿Recuerdas el primer concierto que montaste?

    Fue en mayo de 1973, del grupo Incredible String Band, en
    el Palacio de la Música de Barcelona. Un amigo y yo nos
    pusimos delante de donde iba a ser el concierto y decíamos, a
    voces: "Estos tíos que vienen a tocar son buenísimos".

    - Así, de primeras, ¿qué recuerdo de jarana te viene a la cabeza
    al tratar de recordar una juerga con alguna estrella?

    Es que son un montón... Me viene a la cabeza una noche en Lisboa,
    con Iggy Pop. Íbamos en un taxi, con un loco conduciendo. Sentimos
    tanto miedo que nos pusimos las gafas de sol para no ver nada.

    - XAVIER ARRETXE 'POLACO': MÁNAGER DE FITO Y FITIPALDIS: EL GRUPO QUE
    MÁS LLENA
    "Ya no hay dinero negro como antes en este negocio"

    Polaco, mánager y ex batería punk.

    Polaco (así le llama todo el mundo) habla rápido, piensa rápido
    y vive rápido. Sus frases a menudo no llegan a ser finalizadas: no
    ha terminado de explicar una idea y ya se está yendo a otra. Pero
    es consciente de ello. "Perdona, es que voy muy rápido",
    se disculpa. Es un defecto profesional: en su trabajo tiene que
    coordinar horarios, funciones y personas, con agilidad, sin miedo
    a los imprevistos ni a las grandes cantidades. Es el mánager que
    trabaja con mayores cifras de nuestro rock: es el mánager de Fito
    y Fitipaldis, el grupo español que más llena. Porque, ¿cuántos
    han puesto hasta arriba el Palacio de Deportes de Madrid, con
    15.000 personas, tres noches consecutivas?

    Su labor la realiza desde la cabeza de Last Tour International,
    creciente empresa, que orienta y coordina la carrera de músicos
    (además de Fito y Fitipaldis lleva a Extremoduro, M Clan, Quique
    González...), es promotora de conciertos (organiza los festivales
    Azkena Rock Festival o Bilbao BBK Live, ha traído las giras de
    Kiss, Metallica...)... "Ha desarrollado una forma innovadora
    de entender el negocio desde la gestión directa de todas sus
    vertientes y la cercanía con el artista...", se presenta
    la marca en su página web. El estilo de Polaco resulta más
    campechano y directo: "Tengo poca paciencia para tonterías",
    suelta el mánager de rock más importante en nuestro país.

    Polaco en su DNI es Xavier Arretxe Irigoien, de 45 años, emigrado
    de Barcelona a Portugalete (Vizcaya) a mediados de los 80. "Nunca
    supe que a los catalanes les llamaban 'polacos' hasta que
    llegué al País Vasco en los 80", explica, riendo, sobre el
    origen de su mote. Su historia se construye con vivencias de calle,
    casualidades e intuición. Como el cocinero que antes fue fraile,
    él se curtió en varias bandas de punk y rock (Zer Bizio?, The
    Flying Rebollos...), antes de sustituir la batería por una gruesa
    agenda. De hecho, sus tambores son los que se escuchan en las
    primeras grabaciones de Fito y Fitipaldis. Pero no fueron los que
    le llevaron a moverse entre peces gordos de la industria musical
    española.

    "Sé que lo pasé muy bien, aunque no recuerdo muy bien con
    quién ni cómo", se sincera, al echar la vista atrás a sus
    agitados años 80 y 90. En aquella nebulosa, en la que tocó
    cientos de conciertos en garitos por todo el país (con sus
    correspondientes juergas), dio con la clave de su trabajo: "La
    única forma de crear una carrera sólida en la música es de
    la manera tradicional: curtiéndote a base de conciertos, poco
    a poco", comparte. Su bautismo de fuego, organizando entre
    bambalinas, lo tuvo junto a Extremoduro, banda para la que trabajó
    como mánager de carretera ("su mánager, Jokin, un tío de toda
    la vida, me enseño un montón. Es como un padre", dice Polaco
    sobre este padrino). Pensar a largo plazo, funcionar con los
    menos intermediarios posibles o coordinar a aquellos con mayores
    conocimientos técnicos que él son gajes que ha aprendido en sus
    casi 15 años de rodaje.

    Polaco habla sobre pagadores con dinero negro, de por qué echa a
    intrusos en los camerinos de los músicos y sobre la previsión
    climatológica, un gran quebradero de cabeza para él. Lo hace
    siempre rápido, claro.

    - ¿En qué consiste el trabajo de mánager?

    Depende del criterio de cada uno. Para mí es rodear al artista de
    lo necesario para que sus canciones luzcan. Que el músico no tenga
    que pensar en otra cosa que en hacer sus temas. Me dedico a todo
    lo que rodea a la música: prensa, publicidad, sponsor, diseño de
    carteles...

    - Dicen que al mánager le toca hacer de poli malo.

    Eso es porque tratas de quitar presión todo el rato. Si hay que
    echar a alguien del camerino antes de un concierto, pues me toca a
    mí hacerlo.

    - ¿Y te toca lidiar con muchos caprichos de estrella?

    No. Yo trabajo con el músico, no para él: es una interrelación.
    Y no utilizo contratos de exclusividad: quien se quiera ir lo
    puede hacer. Sólo he tenido una experiencia mala, de tener que
    cortar con alguien por actitudes de ese tipo, pero no te diré con
    quién. Sólo trabajo con quien quiero.

    - ¿Hay crisis en la música española?

    La música no está en crisis. Son las discográficas las que se
    han ido a tomar por culo. Hay músicos que se quejan, pero los
    beneficios por ventas de discos para ellos son del 4%. Los músicos
    nunca han vivido de las ventas de sus discos. Fito puede hacer una
    gira sin haber publicado nada nuevo.

    - ¿Y la música en vivo pasa por malos tiempos?

    Hay menos feriantes. Está desapareciendo la figura del
    agente-amigo, ése que se lleva al concejal del ayuntamiento de
    putas y a comer, para colocar a un artista y luego se lleva un 10%
    de lo contratado. Otra cosa es el agente que contratas, porque
    conoce bien la zona y las infraestructuras donde quieres organizar
    el concierto. Esto se ha profesionalizado mucho: ya no hay el
    dinero negro de antes, que terminaba un concierto y te venían a
    pagar con un fajo de billetes. Ahora llegas a una sala y vales lo
    que vales: se lleva menos lo de cobrar 50.000 euros para que vengan
    200 tíos al concierto.

    - ¿Cuál es el mayor quebradero de cabeza en tu trabajo?

    La climatología. Tienes un concierto al aire libre, y estás
    que si llueve, que si no llueve... Y tienes que tomar decisiones
    rápido.

    -
    A reveure!!
    Enric
    _____________________________________________________________________
    FidoNet: 2:343/107.1 | beholderbbs.org | fidonet.cat | fidonet.ws
    InterNet: kishpa(at)kishpa(dot)com | kishpa.com | GPG#0xDCCB8CFC

    ... Mañana me voy a la mierda. ¿Queréis que os traiga algo?
    --- crashmail + golded + binkd
    * Origin: Black flag & crossed bones : Eye Of The Beholder BBS! (2:343/107.1)